Chrysol, la inmobiliaria con talento de Mango y Renta para esquivar la crisis “como los grandes”

Las inmobiliarias siguen buscando la fórmula para esquivar la crisis del covid-19

Las inmobiliarias siguen buscando la fórmula para esquivar la crisis del covid-19. Chrysol Value es una de las que han decidido tirar del manual de los grandes y capear el temporal con todo lo aprendido de algunas de las principales empresas de este país. Christina Nueno está al frente de esta inmobiliaria catalana, fundada después de veinte años de experiencia en el sector y tras haber pasado por los departamentos de ‘real estate’ de compañías como Mango o Renta Corporación. ¿Su receta para capear la crisis?  Tomar conciencia de la etapa por la que pasamos y encontrar la oportunidad.

Chrysol Value es una compañía inmobiliaria formada por profesionales con más de 20 años de experiencia en el sector del real estate. “Esto nos ha permitido afrontar esta crisis con serenidad y con los deberes hechos. Ya vivimos la crisis del 2008 y sobrevivimos a ella y aprendimos lecciones, fue una crisis mucho más profunda y duradera, una crisis muy distinta a la actual ya que el cliente final estaba muy endeudado y los bancos cortaron el crédito, algo que no ocurre ahora”.

Según explica Nueno, el confinamiento no les ha afectado mucho en el día a día. “En vez de estar en el local, estamos en casa, pero trabajamos igual: Chrysol Value es una empresa formada sólo por mujeres por lo que estamos acostumbradas a teletrabajar, trabajar desde el móvil y no dependemos tanto de un lugar físico. Somos muy versátiles en ese sentido y la tecnología que existe hoy en día te permite avanzar mucho en todo el proceso de venta sin necesidad de verse físicamente”, asegura la empresaria.

Christina Nueno ha aplicado a la gestión de esta crisis lo que ha ido aprendiendo durante su trayectoria profesional. La directiva trabajó durante diez años como directora de expansión, internacional y suelo de la patrimonial Renta Corporación, además ocupar durante un año puestos directivos en el área de expansión de Mango.

“Formarme en este tipo de empresas me dio una visión a lo grande, y eso lo puedo importar ahora a mi empresa, aunque sea a una escala menor”. Así, la directiva lleva a cabo una organización exhaustiva del día a día de su empres. “Empezamos la jornada con una reunión virtual en la que discutimos estrategias, comentamos leads y planes de acción”, asegura.

“La primera idea que surgió es que en momentos de crisis hay que estar al lado de las personas, sean compradores, vendedores, propietarios o inquilinos por lo que lanzamos Chrysolidaridad una iniciativa gratuita para ayudar a todo aquel que lo necesite en este momento a solucionar sus dudas en el sector inmobiliario: renegociar contratos, hablar con propietarios, con inquilinos…ha tenido muy buena acogida y es una forma de aportar nuestro granito de arena en estos momentos”.

Además, Nueno explica que este parón les ha ayudado también a organizarse a nivel interno. “Hemos aprovechado para revisar la cartera de producto, las demandas y la base de clientes y para formarnos, estudiar a nuestra competencia lo que nos permite ver donde mejorar, y tener muy localizados los objetivos que cuando el mercado se reactive nos permitan cierres rápidos”. “Seguimos muy activos en portales y en redes sociales y el cliente está respondiendo”.

Evolución del mercado

“Los primeros días observamos un parón total del mercado, pero desde hace unas semanas hemos notado una reactivación y están entrando demandas, tanto de venta como de alquiler, si bien la inversión es lo que vemos más parado. Cómo no se pueden hacer visitas, las estamos programando para cuando den el pistoletazo estar a tope”, asegura Nueno.

Chrysol Value pone a disposición del cliente toda la información sobre el piso pero, según la directiva, “aunque le proporciones un video, realidad virtual y buenas fotos en el 99% de los casos quieren hacer la visita física y aunque nos retrase la operación creo que es muy positivo porque significa que nuestro trabajo es útil y necesario”.

Hay que combinar tecnología con profesionalidad, ética y empatía”. Gracias a eso, la compañía asegura haber firmado una escritura y tiene prevista la firma de otra esta mes “gracias a la voluntad de las partes, del notario y de tener todo muy coordinado previamente para evitar riesgos”.

“Lo importante para nosotros ahora es no perder las oportunidades, si se retrasan unos meses no nos preocupa. Son momentos para fidelizar a nuestros clientes y entender lo que necesitan y proporcionárselo, ya sea en nuestra cartera o en la de un colaborador.

¿Qué pasará con los precios?

Según explica la empresaria, no se están observando bajadas sustanciales de precios. “Si nos ha llegado alguna oferta oportunista pero las hemos descartado. Si la situación se alarga mucho lógicamente el mercado se resentirá algo, pero cuando las crisis son cortas las recuperaciones suelen ser más rápidas, así que tenemos confianza de que en el último trimestre el mercado se haya recuperado”.

Creemos que el inmobiliario puede ser un valor refugio ya que no hay muchas alternativas y la bolsa seguirá volátil, pueden surgir oportunidades y hay que aprovecharlas, nuestro trabajo es encontrarlas y ofrecérselas a nuestros clientes. Si miras hacia atrás muchas de las empresas que existían hace 30 años no existían y sin embargo los edificios, las viviendas permanecen e incrementan su valor, por lo que invertir en inmobiliario a nuestro modo de ver es una forma de incrementar el valor de un patrimonio”, concluye Nueno.

FUENTE:Entrevista a Christina Nueno para el portal inmobiliario IDEALISTA.

https://www.idealista.com/news/especiales/los-profesionales-al-detalle/2020/04/24/782094-chrysol-la-inmobiliaria-con-talento-de-mango-y-renta-para-esquivar

Abrir chat