Ya ha salido publicado en el BOE el Real decreto 21/2018 de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, las principales modificaciones a la Ley 29/1994 de la LAU y la reforma del 2013 son las siguientes:
– el periodo mínimo de duración del arrendamiento pasa de 3 a 5 años (7 si el arrendador es persona jurídica).- la prórroga deberá ser de tres años- se limita a 2 meses la garantía adicional a la fianza ya sea en depósito o en aval bancario- los gastos de gestión inmobiliaria y de formalización de contratos correrán a cargo del arrendador cuando este sea persona jurídica.- posibilidad de hacer reformas con acuerdo entre las partes sin esperar a la finalización del contrato- en los deshaucios habrá que tener en cuenta la posible situación de vulnerabilidad familiar- exenciones fiscales en el caso de vivienda habitual y modificación en la repercusión del IBI en caso de vivienda social.
Nuestra duda es la siguiente, ayudarán estas medidas a flexibilizar el mercado de alquiler de viviendas y ampliarlo o por contra dado que la duración de los contratos va a ser mayor y las garantías adicionales menores se corre el riesgo de que el arrendador suba rentas y discrimine mucho más al escoger al arrendatario????
El tiempo nos dirá mientras tanto cuenta con nuestro asesoramiento para arrendar tu vivienda con las máximas garantías.

Christina Nueno       CHRYSOL VALUE

Abrir chat