¿Sabías que tu factura de luz acaba de dar un giro total? Desde el 1 de junio las tarifas de luz ya no son las mismas, para que el consumidor – que eres tú – pague menos en función de las horas en las que consume. Esto hará que no sea lo mismo poner una lavadora un lunes a las 11 de la mañana que hacerlo un sábado a la misma hora. No tendrá nada que ver, así que si quieres seguir ahorrando en la factura de la luz, será necesario que conozcas muy bien cuáles son todos estos cambios.

¿Qué cambia exactamente de las tarifas de luz en la factura?

Hasta ahora la discriminación horaria era una opción. A partir de ahora será obligado para todos los consumidores y habrá tres tramos en lugar de dos. Esto significa que tanto la luz como la potencia no tendrán el mismo preció según la hora que consumas. Así, los principales cambios a tener en cuenta son los siguientes:

1. Las tarifas de menos de 15 kW se unifican. Esto quiere decir que la mayoría de hogares y un buen número de pymes tendrán un mismo peaje de acceso: 2.0TD. Así, las tarifas 2.0, 2.0DHA, 2.0DHS, 2.1A, 2.1DHA, 2.1DHS quedan sustituidas por una sola.

2. A partir del martes 1 de junio de 2021 el consumo de la luz pasa a dividirse en tres periodos durante el día: punta (más cara), llana (precio medio) y valle (más económica), regulados por el Gobierno. Por tanto, serán los consumidores los que deberán adaptar su consumo a los horarios y precios.

3. También se establecen dos períodos de potencia distintos al día, cosa que antes no ocurría, porque había uno solo.

Nuevos tramos horarios, distintos precios de luz

El cambio fundamental que podemos observar en las nuevas tarifas (y que veremos reflejados en la factura y el bolsillo) son los tramos horarios. A partir de ahora todos estaremos obligados a adaptarnos a un sistema de discriminación horaria. Aquellos que ya lo tuvieran, deben saber que para ellos también cambian los horarios. Y con ellos, claro está, los hábitos. ¿Y cuáles son los nuevos tramos?

De lunes a viernes

1. Hora punta (más caro): entre 10 y 14 horas y 18 y 22 horas

2. Hora llana (precio medio): entre 8 y 10 horas, de 14 a 18 horas y de 22 a 24 horas

3. Hora valle (muy económica): entre 0 y 8 horas

Fines de semana y festivos

Todas las horas serán valle y, por tanto, más baratas

Discriminación horaria para la potencia

Esto en cuanto a consumo. La potencia también tendrá dos tramos horarios distintos y, en un futuro, podrás tener contratadas distintas potencias según la hora del día y el consumo. La potencia no tendrá el mismo precio a todas las horas del día.

De lunes a viernes

1. Hora punta (más caro): entre 9 y 23 horas

2. Hora valle (muy económica): entre 0 y 8 horas

Fines de semana y festivos

Todas las horas serán valle y, por tanto, más baratas.

¿Qué puedo hacer para seguir ahorrando?

Aunque ahora parezca un lío, debes saber que los nuevos tramos de discriminación horaria no solo pueden ayudarte a seguir ahorrando, sino que adaptando tu consumo, todavía pueden ayudarte a ahorrar más en la factura de la luz. Pero, ¿cómo? La OCU ha realizado un cálculo con el que estima que trasladando todo el consumo de un hogar al período valle, podría conseguirse un ahorro de más de 500 euros al año, así que no está de más planteárselo.

Traslada parte de tu consumo a las horas valle

Si bien es complicado trasladar todos los consumos a las horas más baratas, con algún cambio de hábitos el problema se puede resolver. Es muy importante trasladar el uso de los electrodomésticos que más consumen (lavadora, secadora, horno) al período valle o, en su defecto, al periodo llano. ¿Cómo puedes hacerlo? Pues, por ejemplo, esperando a poner el lavavajillas a las doce de la noche. Otra cosa que puedes hacer, si tu lavadora es programable (cada vez más tienen esta funcionalidad), es establecer una hora para que termine el lavado. Así podrás hacer coladas por la noche y tenerlas listas para tender a las ocho de la mañana. Si eres de los que guardan las coladas para el fin de semana, tienes el problema resuelto. Porque durante sábado y domingo las horas valle son todo el día.

Si te es imposible hacer coladas o poner el lavavajillas por la noche, tienes otra opción. Evitar usar estos aparatos de 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas, que son las horas más caras. Si no tienes más remedio, puedes usar las horas llanas para hacer estos consumos y, aun así, terminarás ahorrando hasta 30 euros por electrodoméstico. ¡Casi nada!

Optimiza la potencia contratada

La cuestión de la potencia también es importante, pero empezaremos a recibir información clara sobre esta cuestión a partir del 1 de junio. Con la nueva factura, tu comercializadora estará obligada a indicarte cuál es tu consumo de potencia y los picos máximos. De este modo, sabrás qué potencia necesitas en cada tramo horario y podrás reducir lo que tienes contratado ahora para las horas punta y llano. Ten en cuenta que cada kW contratado para las horas punta y llano cuesta 30,67 euros al año, mientras que un kW contratado para las horas valle es de tan solo 1,42 euros al año. ¡Habrá que mirarlo con lupa y decidir en función de los picos detectados en la factura!

Una oportunidad para ahorrar en las tarifas de luz

Parece complicado, sí, pero en realidad se trata de una cuestión de hábitos. En cuanto comprobemos que consumir electricidad en los nuevos tramos horarios más baratos nos permite ahorrar en las tarifas de luz, seguro que nos adaptamos. El esfuerzo por parte de los consumidores, tanto a la hora de entender esta nueva fórmula como en el momento de ponerlo a la práctica, será intenso, pero seguro que merece la pena.

Nuestra recomendación es que anotes en un papel los nuevos tramos y los cuelgues con un imán en la nevera. De este modo los irás teniendo presentes y podrás adaptar el consumo en el hogar más fácilmente. Verás como en un mes de práctica, todo funciona como una seda. Y encima, ¡ahorras!

FUENTE: HABITACLIA

Abrir chat